H-E-B Superior: Una garantía de excelencia

Julio 2018
 
Desde 1997, y a lo largo de los 21 años que tenemos en México, en H-E-B trabajamos incansablemente en una labor prioritaria: elevar y mantener la calidad de los productos frescos que te ofrecemos. Y, al conseguirlo, satisfacerte de una experiencia de compra extraordinaria y aportar bienestar a tu vida. 

¿Cómo? Al procurar que cada artículo que pertenezca a nuestras categorías de alimentos y café preparados; frutas y verduras; panadería y tortillería; flores, carnicería, pescados y mariscos; y salchichonería, cuenten no sólo con las cualidades de inocuidad que rigurosamente cuidamos, sino que, además, cumplan con estándares de calidad –avalados internacionalmente desde su origen. 

Se resume en unas líneas, pero el esfuerzo es mayúsculo. Afortunadamente, no estamos solos en la tarea: nuestros proveedores forman parte esencial de lo que esto implica. 

Y como, precisamente, la búsqueda de una calidad extraordinaria comienza con las actividades propias de nuestros proveedores (la siembra de un plátano, la alimentación de una gallina, la manipulación de un corte de carne, el tostado de un grano de café... y un gigantesco etcétera), nuestro interés es –mano a mano- potenciar sus estándares a un nivel a prueba de las más estrictas reglamentaciones en su industria (incluso globalmente).


Para ello, el equipo de especialistas que conforman nuestro centro de calidad (ingenieros y maestros en alimentos, calidad, agronomía y química) regulan los criterios por los que miles de productos son analizados en H-E-B para avalar su compra. Nada queda fuera: desde el color de la piel de una naranja hasta el sistema de riego usado en un campo de lechugas. 

Los beneficios de este control son importantísimos para nuestros proveedores: desarrollan una optimización en sus procesos que resulta en sistemas de calidad, mejoras en sus productos y, en muchos casos, una multiplicación de su capacidad de producción, ingresos, clientes y prestigio. 

Como ventaja adicional, H-E-B, a través de su programa Superior, impulsa el desarrollo de la industria mexicana. Ganaderos, agricultores, criadores de aves, floricultores y otros sectores en los que incursionan nuestros proveedores se ven estimulados.

Pero el trabajo no acaba ahí. De puertas hacía adentro llevamos a cabo todo lo que sea necesario para preservar y extender la frescura y calidad que obtuvimos desde un origen: implementamos medidas de seguridad propias y universales (el estándar de Global Food Safety Initiative es un ejemplo); Además de desarrollar métodos que permiten uniformar a detalle cada producto en nuestro catálogo de frescos. 

Y ¿qué resulta de todo esto? Un sello que avala la pasión que depositamos en hacer de tu compra en H-E-B una experiencia inmejorable: 
 
Seguridad: 
La confianza y certeza de encontrar siempre productos de cualidades consistentes.
 
Inocuidad: 
la tranquilidad de que seguimos los procesos más estrictos para proporcionarte un producto sano y limpio.
 
Frescura: 
la garantía de una producción, manejo y almacenamiento que da una mejor vida a nuestros alimentos.
 
Al satisfacer las garantías anteriores podemos asegurarte una Calidad Convincente: productos que, por su extraordinario nivel, destacan entre cualquier otro. No necesitamos explicar más: es la razón por la que contamos con tu preferencia y fidelidad. 

Y porque nos gustan los retos, y a nuestros proveedores también, para el año 2020 el 100% de ellos, los pertenecientes a la división de alimentos frescos, contarán con nuestro sello H-E-B Superior, por lo que comenzarás a ver cada vez más esta insignia en nuestras tiendas. Un indicador de nuestro compromiso con la excelencia y una marca que suma a tu bienestar.